martes, 29 de septiembre de 2015

El color del pelaje en los gatos


Genética felina y la leyenda de las gatas carey


Foto: Arely S. Hernández                                                        Modelo: Myla
¿Alguna vez se han preguntado sobre el origen del color en el pelaje de los gatos?, en especial de aquellos gatitos que parecieran multicolores, conozcamos un poco más acerca de cómo se define el color en el pelaje de nuestro gatitos y también una hermosa leyenda acerca de las gatas carey.
 
El color del pelaje del gato está definido en su genética, los genes están unidos en cromosomas y cada célula del cuerpo del gato tiene 19 pares de cromosomas, es decir, 38 cromosomas por célula, y aunque existen razas que disponen de una variedad bastante concreta de colores, la misma tipología de colores puede ser compartida por razas y estar presentes en gatos que no son de raza.
Durante la fertilización del gatito, 19 cromosomas del padre se unen con 19 cromosomas de la madre para formar esos 38 cromosomas de cada célula, es decir por cada célula del nuevo gatito, el padre aporta un gen y la madre el otro. Los genes pueden ser  dominantes o recesivos, por lo que a veces un gen domina sobre otro y, por lo tanto, ese es el gen que heredará el gato.

 

Los gatos solamente tienen dos pigmentos que dan color al pelaje: rojo-fhaeomelanina y negro-eumelanina, la densidad de estos dos pigmentos, su disposición a lo largo de la fibra y su intensidad son factores que, regulados por los genes, dan paso a una gran variedad de colores del pelaje, algunos genes modifican a otros, por ejemplo, el negro puede convertirse a un chocolate oscuro debido a un gen aún más recesivo, mientras el color blanco en los gatos significa ausencia de color, y puede ser total o parcial.

La mutación genética puede romper esta lógica y hacer posible que aparezcan nuevas variedades genéticas, existiendo también una variedad llamada de dominio incompleto que se da cuando ninguno de los dos genes es dominante.
Además del color del pelaje la disposición que tiene también es importante, clasificando los pelajes de la siguiente manera:
ü  Color sólido: gatos de un solo color sin ninguna línea.
ü  Colores atigrados o tabby: gatos con líneas llamadas marcaciones atigradas. Los cuatro tipos de tabby son mackerel, clásico, manchado y jaspeado.
ü  Colores escamados: mezcla de colores negro y rojo, pudiendo ser sólidos o atigrados, característica común en hembras.
ü  Colores punteados: con manchas en cara, patas y cola, las cuales pueden ser de colores sólidos o atigrados.
ü  Gatos con pelaje blanco: todas las combinaciones anteriores con blanco, completo o en distintas partes, utilizando el término particolor para definir a cualquier gato con blanco.
El gato salvaje africano es el antecesor directo de los gatos domésticos, y su pelaje es una variedad de los atigrados, la mutación más temprana del pelaje atigrado fue el color negro (melanismo), genéticamente todos los gatos domésticos son atigrados, incluso en gatos de un solo color iluminados por cierta luz pueden verse rayas atigradas.

Imagen: Clubgatero
 
Genética en las combinaciones tricolores
Dentro de las variedades de color en el pelaje de los gatos, existe una variedad muy especial, poco común, muy característica, misteriosa y con ciertos toques que parecieran mágicos, se trata de los gatos de tres colores, mejor conocidos como gato carey, calicó o simplemente  llamados tricolores, los cuales a través de la historia han sido animales muy especiales,  considerados símbolos de buena suerte en algunos países.
El gato tricolor puede aparecer en todas las razas de gatos ya que no pertenece a ninguna en  específico; para que un gato se considere tricolor, debe presentar los siguientes tres colores:
1)   Naranja o rojo.   
2)   Negro.
3)   Blanco.
 
El gen que determina el color naranja está ligado al cromosoma X, dado que la hembra tiene dos cromosomas X (XX), podrá mostrar dos colores al mismo tiempo (negro y naranja), el macho tiene un sólo cromosoma X (XY) y podrá mostrar el negro o naranja, pero nunca ambos.
El dominante se escribe en letra mayúscula y el recesivo, en minúscula y podríamos simplificarlo así:
 
ü  XOXO=naranja: hembra naranja (combinación de dos genes dominantes codificados para el color naranja).
Imagen / James Yardley.
 
ü  XoXo= no naranja: hembra negra (combinación de dos genes recesivos codificados para el color naranja).
ü  XOXo= naranja y no naranja: hembra tricolor (combinación de un gen dominante naranja y un gen recesivo naranja).
Imagen: “Ksmith4f”. 
 
ü  XOY= naranja: macho naranja (gen dominante naranja). Recuerda que el cromosoma Y no va ligado a ningún color.
ü  XoY= no naranja, es decir negro: macho negro (gen recesivo naranja).
El color blanco en el gato se debe al gen W–White (blanco) que produce la despigmentación completa en su manto, dando como resultado un gato totalmente blanco. Por otro lado, en la gata tricolor las manchas blancas están causadas el gen S (blanco parcial) cuya expresión variará entre una gran extensión de blanco o muy poco, mientras que en la gata calicó, aparecerá en manchas blancas bien diferenciadas y, en la gata carey, entremezclado.
Gatas tricolores
ü  Calicó o gatas españolas: predomina el color blanco en abdomen, pecho, patas y barbilla, con manchas negras y naranja bien diferenciadas, los calicó en colores diluidos presentan los mismos colores pero en versión más pálida: en vez de naranja-negro, aparece crema-gris azulado.
 
ImagenCaspian Blue.
 
ü  Carey o tortuga: su nombre se debe a que su manto se asemeja a la concha de la tortuga. Los tres colores están mezclados asimétricamente, y no posee manchas. El blanco suele ser muy escaso y se presenta tanto en gatas tanto de pelo corto como en pelo largo. También suele presentarse en colores diluidos: crema y gris azulado.
 
ImagenCaspian Blue.
 
Los colores diluidos se presentan cuando tiene el gen d de la dilución encargado de disminuir la densidad de la pigmentación.
 
Imagen: “Barryap”.
 
Tricolor atigrada: es una subdivisión de ambas gatas calicó y tortuga; algunas presentan el patrón atigrado.
 
Imagen / Lewis Collard.
 
Para dar lugar a un tricolor deben combinarse dos genes naranjas: uno dominante y otro recesivo. Esta combinación sólo es posible en hembras, sin embargo, existen algunas excepciones y pueden encontrarse gatos machos tricolores. La más común es por anomalía genética y se da cuando el gato tiene tres cromosomas (XXY) sexuales en vez de dos (XY), y es lo que se conoce como el síndrome de Klinefelter y son gatos estériles.



Gata de dos caras o Quimera: este es otro de los grandes misterios las gatas de dos caras, dos casos muy conocidos son el de Venus en Estados Unidos y Mancha en  Córdova Argentina, la particularidad de estas gatas reside en que poseen una característica sumamente extraña, "dos caras" una de ellas es naranja y la otra es negra, y también tienen un color distinto de ojos, uno azul y el otro verde. En la mitología griega una Quimera es aquel ser formado por diversos animales, en el mundo de la ciencia e investigación, se les nombra como quimera a aquellos animales que poseen dos tipos de ADN distintos.

Venus. Imagen tomada de  El mundo mágico felino de nikki

Mancha.  Imagen tomada de El mundo mágico felino de nikki
 

No obstante podríamos continuar mencionando curiosidades genéticas que  nos expliquen más acerca de los colores en el pelaje de los gatos, en especial de las incomprendidas y muchas veces consideradas como poco agraciadas gatitas carey, pero muchas veces es mejor, más práctico y mágico dejarnos llevar por la sabiduría popular, por lo cual los invito a conocer el origen místico de las gatitas-carey, las cuales se dice poseen propiedades mágicas que  traen buena fortuna, energía positiva y vivificante.

 
La leyenda de las gatas carey
Cuenta la leyenda que, hace varios siglos, el Sol le suplicó a la Luna que le tapara un rato, que le diera una coartada para ausentarse del cielo, para bajar a la Tierra y ser libre, aunque sólo fuera un momento.
El Sol quería dejar de ser el centro del Universo, quería que nadie se diera cuenta de su presencia, pasar inadvertido para sentirse liberado de tanta presión. La Luna, ante tanta súplica, accedió, y un día de junio cuando el sol más brillaba, la Luna se acercó al Sol, y le fue cubriendo, poco a poco, para que a los mortales de la época no les sorprendiera de golpe la oscuridad.
El Sol, que desde lo alto hacía millones de años que observaba la faz de la Tierra, no lo dudó, para sentirse libre y pasar desapercibido se hizo corpóreo en el ser más perfecto, rápido y discreto que había; UNA GATA NEGRA.
La Luna, perezosa, en seguida se sintió cansada, y sin avisar a su amigo Sol, se fue apartando. Cuando Sol se dio cuenta ya era demasiado tarde, salió corriendo hacia el Cielo, y tan rápido huyó, que dejó en su morada momentánea parte de él; cientos de rayos de Sol se quedaron dentro de la Gata Negra.
Desde entonces, todos los gatos que nacieron de aquella Gata Negra eran lo que nosotros, llamamos Gatos Carey. Su manto oscuro se ve roto por cientos de rayos rojos, amarillos y naranjas. Y lo que la gente tampoco sabe es que su origen solar les atribuye propiedades mágicas, ya que atraen la buena suerte y las energías positivas.


 
Naturaleza gatuna o naturaleza divina, no lo sabemos con exactitud, en un mundo tan complicado todo puede resultar posible, lo innegable es que todos los gatos sin importar el color de su pelaje son seres hermosos y llenos de misterios, musas de poetas, dueños de la noche, veladores de nuestros sueños, olvido de la soledad y nuestra conexión con un mundo mágico.

 

 

 

 
 
 
 
 
 

Fuentes de información:

http://www.cosasdegatos.es/curiosidades-gatos/color-gatos-genetica-felina

http://www.animaltia.es/el-gato-tricolor-explicado/

https://historiasdegatos.wordpress.com/2013/03/03/las-gatas-carey/

http://elmagicomundofelinodeniki.blogspot.mx/2014/12/curiosidades-leyendas-y-misterios-de.html
 

 
 
 
 
 

 
 
 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos los perros son individuales

Anuncios